Imágenes del mundo infantil


P1110415_1

Tablón de anuncios de un pueblo de Lérida. 19 de abril 2018. Foto del autor

Una imagen -dicen- vale más que mil palabras.

Recordé esta imagen cuando ayer en un telediario escuché a una madre de alumnos del Instituto de San Andreu de la Barca (Barcelona) pedir que la política quede fuera de las aulas. La declaración venía a cuento de la denuncia de la Fiscalía en la que acusa a los profesores de ese Instituto de hacer comentarios humillantes sobre los guardias civiles, padres de alumnos, que intervinieron en la represión del referendum del 1 de octubre.

No puedo estar más de acuerdo -pensé. En los espacios educativos no se puede adoctrinar. Pero luego fui matizando mi pensamiento. Al margen de lo que dijeran o no los profesores, de si humillaron a los chicos y sus padres y de si tales conductas merecen una sanción penal, está claro que los alumnos de Secundaria o Bachillerato tienen que conocer y discutir los problemas de su sociedad. Cuando las posiciones están muy radicalizadas pueden aparecer tensiones. La función de los profesores es dar  información no sesgada y lo más completa posible y neutralizar las tensiones, reconduciéndolas para construir valores comunes y puntos de entendimiento.

Vuelvo a la imagen. Los dibujos corresponden, sin duda, a niños pequeños, seguramente de primaria. No sabemos si dibujaron en la escuela o en su casa, animados por padres o profesores. Para todos aquellos que piensan que no existen tales “presos políticos”, la foto es una prueba más de la intoxicación del independentismo desde la infancia.

Personalmente creo que lo que están mostrando es que esos niños se solidarizan con lo que perciben en su ambiente como un grave injusticia, lo mismo que lo hacen cuando se produce una catástrofe natural, un atentado terrorista o  viven una guerra. Los niños están expresando sus miedos, sus deseos, la conexión con su comunidad, lo mejor de sí.

1450188077_565679_1450188250_noticia_normal

Dibujo infantil relativo al atentado de la sala Bataclan

La foto que encabeza esta entrada esta tomada en un pueblo de la Lérida rural, que prefiero no identificar. La Cataluña interior ha desconectado de España y la foto es una muestra más. La reconexión será difícil, si no imposible, pero pasa, en primer lugar por la normalización política.

Más que valer por mil palabras una buena imagen suscita mil ideas.

Anuncios

Educar en comunicación


Agustín García Matilla me ha confiado para su difusión en este blog la lección inaugural del curso 2009-2010 en el  Campus de Segovia de la Universidad de Valladolid, titulada Publicitar la Educación en Comunicación desde la Universidad del siglo XXI. Agustín es catedrático de Comunicación Audiovisual en esa Universidad y está empeñado en convertir esa institución en un agente de progreso y cultura de la ciudad de Segovia. Durante muchos años García Matilla luchó para que los alumnos de Información Audiovisual de la Universidad Complutense tuvieran una formación profunda, al mismo tiempo crítica y práctica.

García Matilla es uno de los grandes expertos y animadores de la educomunicación, una corriente pedagógica que pretende alfabetizar en medios de comunicación para que los ciudadanos puedan hacer una lectura crítica de los mensajes públicos. Esta corriente propone, además, explotar las posibilidades educativas de los medios masivos, hoy exclusivamente reducidos a un función de entretenimiento mercantilizado.

La conferencia recorre los pedagogos que han sido verdaderos hitos de este empeño educativo (Freinet, Freire), los logros conseguidos, sobre todo en América Latina y la necesidad de adaptar esta corriente al nuevo ecosistema interactivo. Toda la exposición se edifica sobre la idea de que la eduación tiene que  movilizar los afectos y que “comunicar el afecto, es también ayudar a construir la sensibilidad, fomentar la creatividad, formar en la autoestima y enseñar a mirar el mundo desde la emoción y, al mismo tiempo, dar estímulos para que la propia persona sepa canalizar esas emociones y vivir en sociedad”. Ahora nuestros alumnos son nativos digitales y los profesores debemos de adaptar nuestros viejos  conceptos a la nueva realidad, poniendo siempre en el centro al alumno.

En este entorno de comunicación horizontal siguen predominando el infoentretenimiento, por eso creo que ahora educar en comunicación es mostrar a los jóvenes las posibilidades de creación y construcción de la personalidad y de gestión democrática que tienen esas herramientas que tan bien manejan.

La conferencia se abre con un emocionado recuerdo de su padre, Eduardo García Maroto, uno de los pioneros del cine español. Sólo por esta semblanza valdría la pena leer la conferencia.

A %d blogueros les gusta esto: