Adios a Francisco Ayala


¿Qué puedo yo decir de Francisco Ayala? Nada que no esté ya dicho sobre su obra o su significación para la cultura española. No obstante, valga como homenaje este pequeño recuerdo.

Apenas había empezado mi carrera como periodista, cuando TVE me envió en la primavera de 1975 a Estados Unidos para elaborar dos programas documentales de Juan Linz y Santiago Grisolía para la serie “Nuestros cerebros de fuera”. Propuse entonces el nombre de Francisco Ayala, pero se me dijo que el programa ya se había dedicado a demasiados escritores. De modo, que con las manos libres, contacté ya en Nueva York con Ayala y aprovechando una pausa de rodaje me acerqué a su casa de Manhattan. Hablamos algo de la situación política, pero se mostraba muy cauto y la entrevista fue casi exclusivamente sobre literatura. A la vuelta, publiqué la entrevista en el el suplemento cultural de Informaciones.

Apenas dos años después trabajaba para el programa “Quién es”, también de índole biográfico. Ayala había regresado a España. Le entrevisté en su casa de Marqués de Cubas, le rodamos por el Paseo del Prado, pero, sobre todo, tuve el priviliegio de acompañarle a Granada. Allí, en las calles del Albaicín, recordaba las nanas y las coplas populares de su infancia. Esa era -nos decía- la materia prima de la poesía de Lorca.

Siempre atento, dispuesto a cumplir cualquier indicación de rodaje, su conversación ante y fuera de cámara era de una enorme agudeza, combinando distancia con humor.

Después no volví a dedicarme al periodismo cultural. Leí con placer “Recuerdos y olvidos” y “El Jardín de las Delicias”, pero ya no volví a encontrarme con él. Quedó para mi su cortesía y lucidez.

Publicado en General. Etiquetas: . 1 Comment »
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.222 seguidores

%d personas les gusta esto: