Caso Gürtel: la corrupción de la imagen


Los españoles llevamos meses conociendo, primero por filtraciones interesadas, ahora por levantamiento parcial del sumario, los detalles de la trama de corrupción montada por Francisco Correa y desarticulada a partir de una operación policial denominada Gürtel, esto es, correa en alemán. La zafiedad, la ostentación de un lujo obsceno, el expolio de lo público y la pequeña intriga política dominan las relaciones entre personajes públicos y los personajillos que pululan en su órbita.

Las empresas de Correa y sus réplicas en la Comunidad Valenciana organizan actos públicos del PP y de las distintas administraciones regionales en las que éste gobierna. Las distintas instancias judiciales tendrán que determinar si las adjudicaciones públicas se hicieron conforme a derecho o no, si hubo sobornos, lavado de dinero negro o financiación ilegal del PP. Pero aunque todo fuera perfectamente correcto, jurídica y aún moralmente, el volumen de recursos públicos que se dedica a los organización de estos “eventos” es escandaloso.

¿Cuál era la materia producida por las empresas del Sr. Correa? Imagen… Imagen de políticos e imagen de instituciones. No eran empresas que diseñaran complejas estrategias de comunicación, simplemente ponían en escena pseudoacontecimientos pensados por otros agentes de relaciones públicas. Las autoridades y responsables públicas no tienen ya como primera función gestionar lo público sino construir su imagen. En torno a esa puesta en escena ha nacido toda una industria de los “eventos”, que, por lo que se ve, mueve miles de millones. Para los eventos nunca hay crisis.

El problema es que los periodistas siguen dócilmente la ruta de los eventos y convierten en noticia lo que no es más que un simulacro de la realidad. Baudrillard ya nos enseñó cómo los medios han roto las fronteras entre la realidad y su representación, en una amalgama visual de lo imaginario y lo real. Hallin analizó el proceso de construcción de los pseudoeventos. Correa y sus adláteres nos demuestran ahora como esa imagen construida, y como tal corrupta, es una extraordinaria fuente de lucro y poder, de corrupción política.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.221 seguidores

%d personas les gusta esto: